Piruletas de calabacín rebozadas

Piruletas de calabacín rebozadas

Ingredientes:

 1 calabacín grande
 2 cucharadas de mayonesa
 2 cucharadas de pan rallado
 3 cucharadas de queso parmesano rallado
 1 cucharadita de ajo en polvo
 1 pizca de sal

¿Qué utensilios necesitamos para prepararlas?

 Bandeja de horno
 Papel de hornear
 Palitos para galletas (que puedan hornearse)
 Tabla para picar
 Cucharita
 Cuchillo
 Horno
 2 boles

¿Cómo preparar la receta?

1. En primer lugar, precalentamos el horno a 200 º C.
2. A continuación, lavamos y cortamos el calabacín en rodajas gruesas.
3. Después, mezclamos en un bol dos cucharadas de mayonesa con una de parmesano en polvo.
4. Preparamos en otro bol la mezcla de una cucharadita de ajo, dos de pan rallado y lo que nos ha sobrado del queso parmesano.
5. Una vez están listas las dos mezclas, untaremos cada una de las rodajas de calabacín en la mayonesa y, a continuación, en la mezcla de pan rallado.
6. Coloca todas las rodajas sobre una bandeja de horno, forrada previamente con papel de hornear.
7. Una vez están todas las rodajas sobre la bandeja, ponemos un palito a cada una de ellas, con cuidado para que no se rompan.
8. Una vez hemos preparado las piruletas, introducimos la bandeja en el horno y dejamos que se cocinen durante 10 minutos.
9. Una vez han pasado los primeros 10 minutos, sacamos la bandeja del horno, giramos las piruletas, y dejamos el preparado en el horno 10 minutos.
10. Pasados estos diez minutos… ¡las piruletas de calabacín ya están listas para comer!

Sugerencia de presentación:

Una vez las piruletas están cocinadas se recomienda consumirlas a los pocos minutos, antes de que se enfríen. Una manera para servirlas de manera atractiva para los niños es colocarlas en un recipiente vertical, decorado con papel de colores. Las piruletas de calabacín rebozadas son una buena opción, también, como aperitivo para los cumpleaños de los más pequeños.

COMPARTE ESTE CONTENIDO