¿Cuál es la relación comparativa en cuánto a las ventajas nutritivas (calcio, flora intestinal...) del yogur y del pettit suisse?

Los petit suisse son un queso fresco obtenido por coagulación de la leche, a la que se quita lentamente el suero para conseguir esa consistencia fina y untuosa que les hace tan peculiares al paladar. Se elaboran con leche desnatada pasteurizada, están enriquecidos con nata y pueden ser naturales o con diferentes sabores.

Son un producto muy nutritivo, por su considerable aportación de hidratos de carbono, proteínas, calcio y otros minerales y vitaminas. Además su contenido en grasas y colesterol ha disminuido con los años.

El yogur es un producto alimenticio de consistencia semisólida que procede de la leche, generalmente de vaca, la cual se somete a un proceso de fermentación por lo que también se lo suele denominar "leche fermentada o acidificada".
Es muy similar al de la leche de la cual procede; a excepción de la lactosa, que se encuentra en concentraciones mínimas debido a su transformación en ácido láctico. Es rico en proteínas de alto valor biológico, calcio de fácil asimilación, vitaminas del grupo B (especialmente, B2 o riboflavina) y vitaminas liposolubles A y D. Su valor calórico es función de la cantidad de grasa, pero también de si se han añadido o no durante el proceso de elaboración ciertos ingredientes adicionales: azúcar, edulcorantes no calóricos, mermelada, frutas frescas o desecadas, cereales, frutos secos, etc.).

A continuación mostraremos una tabla comparativa sobre el valor nutricional medio de ambos productos por ración:

 

Petit- Suisse natural (55g)

Yogur natural (125g)

Energía (Kcal)

66

81,25

Hidratos de carbono (g)

7,6

6,9

Proteínas (g)

3,7

4,4

Grasas (g)

1,9

4,2

Calcio (mg)

66

167,5

Vitamina B2 (mg)

0,12

0,24

Vitamina D (_g)

0,35

0,1

COMPARTE ESTE CONTENIDO