Publicada:

Historia de la Tapa

Historia de la Tapa

El Diccionario de La Real Academia Española define la palabra “tapa” como “una pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”. Sin embargo, desde su primera mención en el Diccionario hasta el día de hoy, la “concepción” de lo que es una tapa ha ido cambiando.Una primera referencia a los orígenes de las tapas está vinculada con el rey Sabio, quien padeció una dolencia para la que le indicaron beber vino con cierta frecuencia, y quien para evitar los efectos del alcohol, decidió empezar a acompañar la bebida con pequeños platos de comida (o tapas).

En otro sentido, el origen de la tapa aparece situado en la época de Alfonso XIII, quien parece ser que, en algún momento al pedir su bebida, reclamó que se recubriera la boca de su copa con una loncha de jamón para evitar que entrasen moscas. El tabernero designó la loncha como “tapa”, dando lugar a este nombre.

Hoy en día el concepto de tapa ha cambiado, y son un sello de identidad de la gastronomía española. El formato y lugar en el que se consumen es variado, pero, por lo general, se trata de pequeñas comidas, en porciones individuales o en ración, que se acompañan de alguna bebida (muy frecuentemente vino o cerveza), y muy habitualmente, en compañía.

Así la idea de tapear o “ir de tapas, vinos o cañas” es un aspecto indiscutiblemente ligado al concepto de la tapa, cuyo consumo no se entiende sin la tradicional reunión de amigos y/o familiares de la que es protagonista este pequeño y tradicional bocado.

Por otro lado, en los últimos años, la tapa también se ha convertido en una manera más de realizar alguna de las principales comidas del día, y en un referente de nuestra gastronomía en el extranjero.

Además durante su evolución, ha experimentado cambios desde el punto de vista de las recetas y su presentación. Desde los platos regionales, hasta la sofisticación de la alta cocina, el concepto de tapa se ha podido adaptar a todos los estilos culinarios.

Gracias a ello, y junto a la versatilidad de su lugar de consumo (bares, tabernas, restaurantes), las tapas han universalizado su presencia, y se han convertido en uno de los elementos más representativos de la cultura  y manera de socializar españolas.

 

COMPARTE ESTE CONTENIDO