Publicada:

11 de abril: Dia mundial del Parkinson

11 de abril: Dia mundial del Parkinson

Hoy día 11 de abril se celebra el Día Mundial del Parkinson, una enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante, y que según expone  la Federación Española de Párkinson afecta a 160.000 personas en España y a más de 7 millones de personas en todo el mundo.

Generalmente suele desarrollarse en una edad avanzada, y se caracteriza por la pérdida de neuronas dopaminérgicas en un área del tronco del encéfalo (localizado entre el cerebro y la médula espinal) denominada sustancia negra. Desde ahí las células nerviosas  envían impulsos a los tejidos localizados en ambos lados del cerebro y desde allí las neuronas liberan neurotransmisores esenciales que ayudan a controlar el movimiento y la coordinación.

 A medida que estas neuronas desaparecen, se deja de producir una sustancia llamada dopamina, un neurotransmisor (molécula que transporta información desde un grupo neuronal a otro) encargado de enviar los impulsos que controlan el movimiento y la coordinación. Como consecuencia de ello empiezan a aparecer los trastornos característicos de la enfermedad.

El temblor es uno de los síntomas más conocidos, pero sin embargo, existen otros como los trastornos de control de impulsos, o los problemas cognitivos, que pueden ser más invalidantes que el propio síntoma motor.

Por ahora, en lo que al tratamiento se refiere, todavía no se ha encontrado un fármaco que haga desaparecer la enfermedad, pero gracias al uso de la Levodopa y a terapias complementarias como pueden ser el control dietético  o la práctica regular de ejercicio físico adaptado, lo que sí que se ha conseguido es retrasar su avance, y  mejorar la calidad de vida de quien la padece.

 Con lo que respecta a la alimentación,  mantener una dieta bien balanceada y saludable es extremadamente importante para quienes conviven con esta enfermedad.

A través del control de la alimentación, los objetivos principales que se persiguen consisten en:

  • prevenir la pérdida de peso y  masa muscular mediante el adecuado consumo calórico y proteico.
  • evitar o mejorar el estreñimiento incluyendo suficiente fibra y agua en la dieta.
  • prevenir la pérdida ósea consumiendo una cantidad adecuada de calcio y vitamina D.
  • cuidar y controlar la falta de apetito o los síntomas que afectan a que este disminuya (nauseas, dificultad para tragar, etc.).

 Y algunos de los trucos que pueden utilizarse para lograr dichas metas son:

  • hacer comidas más pequeñas, pero apetitosas y nutritivas.
  • utilizar ingredientes algo más calóricos para elevar el contenido energético de la comida sin necesidad de aumentar su volumen. Un ejemplo podría ser añadir quesitos a las cremas o purés de verduras, o un chorrito de aceite a carnes estofadas o pescados al horno.
  • incluir (cuando sea necesario) bebidas nutritivas y especialmente formuladas para aumentar fácilmente la ingesta de calorías.
  • apostar por los alimentos que gusten, ya que es probable que se consuman mejor.
  • si resulta difícil usar los cubiertos, preparar opciones de comida que se puedan manejar con las manos o solo con una cuchara.

 Por último, en relación a la interacción entre la Levodopa y la dieta hay que tener en cuenta que este fármaco debe consumirse alejado de las comidas, y principalmente de aquellas que contengan alimentos ricos en proteínas, pues van a competir con su absorción.

Es importante que se consulte al médico cuando es el mejor momento para la toma del medicamento, y cómo deberían distribuirse las comidas si se quiere lograr la mejor absorción y efectividad del mismo.

COMPARTE ESTE CONTENIDO