Publicada:

Los alimentos de primavera y sus propiedades nutricionales

Los alimentos de primavera y sus propiedades nutricionales

En InfoAlimenta queremos ayudarte a conocer algunos de los alimentos de esta temporada.

  • Fresas: aportan una buena cantidad de vitamina C (ácido ascórbico), y otros ácidos orgánicos, entre los que destaca el ácido cítrico (muy típico del limón o la naranja). contribuyendo ambos a la protección de las células frente al estrés oxidativo.
  • Patatas nuevas:  son aquellas que han sido retiradas de la tierra antes de su maduración natural y se pueden comprar en el mercado desde finales de marzo hasta junio. Se caracterizan por ser más pequeñas, blancas, y de piel dorada muy fina. Las patatas contienen como macronutriente mayoritario a los hidratos de carbono por lo que son un alimento ideal para reponer fuerzas o para antes de realizar actividad física. Además, aportan minerales como el potasio que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso y de los músculos.
  • Habas: además de una buena cantidad de fibra, también contienen proteínas, minerales y vitaminas del grupo B, que en general, contribuyen al normal funcionamiento del metabolismo energético. Además, como muchas otras legumbres, son un alimento libre de grasa y, frescas, ofrecen una textura fina y suave.
  • Espárragos verdes: se diferencian de los blancos en que los verdes tras salir a la superficie adquieren su tonalidad característica gracias a la acción de los rayos del sol. También existen espárragos de punta morada que tienen este color debido a que se recogen nada más entrar contacto con la luz exterior, y espárragos trigueros, que son más finos que los verdes y su sabor es más intenso. La zona productora de espárragos por excelencia en España es Navarra, aunque también se cultivan en otras zonas. Contienen vitamina K, que contribuye al buen mantenimiento óseo, y suelen tener un efecto diurético
  • Guisantes: son un tipo de vegetal que contiene muchos minerales como el calcio, sodio, hierro, zinc, selenio, potasio y fósforo. Entre sus vitaminas destacan la vitamina C, laK, y la A, por lo que son ideales para dar sabor y enriquecer nutricionalmente cualquier comida.
  • Nísperos: son ricos en potasio, vitamina C, E y betacarotenos, contribuye al buen mantenimiento de la visión y de la piel. Además, contienen mucha agua y si están en su punto se deshacen fácilmente en la boca.
  • Cerezas: Contienen betacarotenos y son ricas en vitaminas C y E, que protegen las células frente al estrés oxidativo. En su contenido mineral destacan el potasio, y el magnesio, que ayudan al mantenimiento del balance electrolítico.
  • Albaricoques: aunque pueden encontrarse durante todo el año como fruta seca (los orejones), y en forma de mermelada, es en primavera cuando podemos comer este fruto fresco y al natural. Pertenecen a la misma familia que el melocotón, pero su tamaño, sabor y tipo de piel son totalmente diferentes. Son ricos en potasio y, por su color amarillo y naranja, sabemos que contienen carotenoides, que se transforman en vitamina A, muy buena para el mantenimiento de la visión en condiciones normales.

Las frutas y verduras son necesarias dentro de cualquier dieta equilibrada. La OMS (Organización Mundial de la Salud) y la FAO (Food and Agriculture Organization) recomiendan que al día se ingieran al menos 400 g de frutas y verduras (no incluyendo las patatas) para prevenir diversas enfermedades. Y es que algunas patologías como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o la obesidad pueden guardar relación con el bajo consumo de estos alimentos.

 

Fuentes: Fundació Agrupació Fundació Salut i Envelliment UAB

http://www.envellimentsaludable.com/portfolio/fruites-i-verdures-de-primavera/?lang=es

Federación Española de la Nutrición:

http://www.fen.org.es/index.php/alimentacion/alimentos/default

http://www.fen.org.es/mercadoFen/mercadofen_ajus_General.html

http://www.fesnad.org/resources/files/Noticias/frutasYHortalizas.pdf

 

 

COMPARTE ESTE CONTENIDO