Publicada:

¿Sabes qué son el IMC y el IAS?

¿Sabes qué son el IMC y el IAS?

¿Sabes qué son el IMC y el IAS? 

Quizá has oído hablar de ellos, sobre todo, si te interesan la alimentación y el bienestar. Son el Índice de Masa Corporal y el Índice de Alimentación Saludable, dos indicadores de salud, más conocidos por sus siglas IMC e IAS. En InfoAlimenta te explicamos un poco más en qué consisten.

 

Índice de Masa Corporal

El índice de masa corporal o IMC es un indicador muy utilizado para clasificar el estado ponderal de la persona, es decir, determinar si estamos bien de peso o si nos encontramos por debajo o por encima del peso considerado saludable. Para calcular el índice de masa corporal se aplica una sencilla fórmula matemática que relaciona el peso y la talla (altura). Fue ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se conoce como Índice de Quetelet, y es común igualmente encontrar su denominación en inglés, Body Mass Index (BMI).

El IMC se desarrolló como un indicador de riesgo de enfermedad; a medida que aumenta el IMC, también lo hace el riesgo de algunas enfermedades. Sin embargo, la fórmula, que se ha popularizado desde hace años, tiene sus limitaciones puesto que no diferencia entre la grasa corporal y la masa muscular. De hecho, el Instituto Médico Europeo de la Obesidad ya advirtió de que el IMC puede utilizarse, aunque con limitaciones. Por ejemplo, si solo relacionamos peso y altura, para un deportista con gran masa muscular y, por ello, peso elevado se obtendría un IMC que lo incluiría erróneamente dentro de la categoría de sobrepeso u obesidad, sin embargo, el riesgo no sería comparable al de una persona en esa categoría por un exceso de grasa.

Calcular el IMC es sencillo. Basta con que eches mano de la calculadora y resuelvas esta fórmula, incluyendo el peso en kilogramos y la talla en metros:

IMC = peso / (talla)2

 

Haz la prueba. Según la clasificación de la OMS-Organización Mundial de la Salud si la cifra resultante es menor de 18 kg/m² estás por debajo del peso considerado óptimo; si es entre 18 y 24,9 kg/m², te encuentras en el rango peso considerado normal/saludable; entre 25 y 29,9 kg/m² sufres sobrepeso y, por encima de esa cifra, se engloba la categoría de obesidad.

Como te comentábamos, el IMC ha de ser tomado con cierta cautela, no solo porque no valora la masa grasa que tenemos, ni su distribución en el organismo, sino porque puede generar confusión en niños y en personas mayores. En el caso los menores no se aplican los criterios de la OMS para evaluar el IMC sino que se utilizan los llamados percentiles: una medida que permite cotejar el peso del niño con el de sus iguales de edad, sexo y área geográfica.

 

Índice de Alimentación Saludable

El Índice de Alimentación Saludable o IAS es otro indicador de salud que permite evaluar la calidad global de la dieta. Está basado en el Healthy Eating Index de Estados Unidos, y utiliza datos obtenidos de encuestas alimentarias, a partir de los cuales se contruyen las variables. Algunas hacen referencia al consumo de los principales grupos de alimentos (cereales y derivados, verduras y hortalizas, frutas, leche y derivados, grasas, carnes, pescado y huevos, legumbres, embutidos y fiambres, dulces y otros) y otras representan el cumplimiento de los objetivos nutricionales (por ejemplo, grasas totales, grasa saturada, colesterol, sodio y variedad de la dieta). Cada una de las variables se valora con una puntuación que puede oscilar entre 0 y 10. Posteriormente se suman las puntuaciones para obtener el indicador, que puede alcanzar un máximo de 100 puntos. La clasificación de la alimentación se divide en tres categorías: saludable si la puntuación es > 80; necesita cambios si obtiene una puntuación entre 50 y 80; y poco saludable si la puntuación es < 50.

 

El IMC y el IAS son dos indicadores de alimentación y salud, pero hay muchos más. Puedes utilizarlos como un valor de referencia, pero recuerda que la mejor fórmula para mantener un peso saludable es seguir una alimentación variada y equilibrada y practicar ejercicio físico. El verano es una buena estación para comenzar a cuidarse. ¿Te animas?

 

FUENTE:

SEEDO-Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad

OMS-Organización Mundial de la Salud

COMPARTE ESTE CONTENIDO