Publicada:

Alimentos para ‘runners’

Alimentos para ‘runners’

Algunos aficionados al deporte tienen la creencia, equivocada, de que es bueno salir a correr con el estómago vacío. El running es un ejercicio que conlleva un gran desgaste físico y emocional. Por eso es importante que cuides tu alimentación si eres de los que les gusta calzarse las zapatillas. No se trata de que te pegues un atracón cada vez que salgas a correr, pero sí de que llenes de combustible tu organismo para no acabar extenuado. Nada hay más frustrante que tener que abandonar un entrenamiento por sentirse agotado.

En InfoAlimenta queremos ofrecerte algunos consejos prácticos que te ayudarán a sacarle el máximo partido a tu cuerpo, también cuando practicas running. La nutrición de un corredor debe incluir todos los grupos de alimentos, recuerda nuestra máxima de que no hay alimentos prohibidos, pero con especial atención a dos grupos de nutrientes: hidratos de carbono y proteínas.

Los hidratos de carbono cumplen una función fundamental en la práctica de un deporte tan exigente como el running. Los alimentos ricos en hidratos te proporcionan glucosa, la fuente que llenará de energía tus células. Existen dos tipos de hidratos de carbono. Los llamados de absorción rápida se caracterizan porque la glucosa llega muy pronto a la sangre y permiten obtener energía poco después de ser consumidos. Con los hidratos de absorción lenta se tarda más en obtener la energía, pero tienen un efecto más prolongado en el tiempo.  

Nuestro consejo es que trates de combinar ambos tipos. Lo ideal es que ingieras unas dos horas antes de salir a correr hidratos de absorción lenta. Puedes encontrarlos en alimentos como la pasta, el arroz, las legumbres, los cereales integrales o el pan. Te ayudarán a mantener el ritmo durante la carrera.

Los hidratos de carbono de absorción rápida pueden ingerirse mientras corres para aplacar la fatiga o cuando termines para recuperarte antes. Los puedes encontrar en alimentos como los frutos secos, el chocolate, las barritas de cereales, las galletas y las frutas y zumos.

La alimentación equilibrada de todo runner debe incluir también proteínas. Nuestro consejo es no abusar de ellas en la comida de antes de salir a correr porque su tiempo de digestión es más prolongado. Carnes rojas, carnes de pollo o pavo, pescados, huevos, quesos y yogures son alimentos ricos en proteínas. Una buena opción es combinarlas con hidratos. Por ejemplo, un plato de pasta con algo de jamón de pavo o con atún. Las proteínas, al igual que los hidratos de carbono de absorción rápida, son una buena opción una vez terminada la carrera. Ayudarán a tus músculos a recuperarse antes y a prepararse para el próximo entreno.

Así que ya no hay excusas. Si eres de los que les encanta correr o si estás pensando en calzarte por primera vez las zapatillas, el verano es la estación propicia. Aprovecha, eso sí, las horas en las que no pega tanto el sol y, como te recomendamos siempre, cuida tu alimentación. ¡Escucha a tu cuerpo!

Fuentes:http://www.csd.gob.es/csd/estaticos/dep-salud/guia-alimentacion-deporte.pdf

 

COMPARTE ESTE CONTENIDO