Publicada:

Alimentos libres de gluten para el paciente celiaco

La celiaquía es una enfermedad causada por el daño al revestimiento del intestino delgado, que se produce como consecuencia de una reacción a la ingestión de gluten. El gluten es una proteína de bajo valor nutricional que se encuentra en cereales como el trigo, la cebada, el centeno o la espelta, así como en los alimentos elaborados a partir de alguno de estos cereales, como la cerveza o el pan. Sin embargo, la industria de alimentación y bebidas  se ha adaptado ya a las necesidades de los pacientes celíacos y ofrece hoy una amplia gama de productos libres de gluten. Este domingo, 27 de mayo, se conmemora precisamente el Día Mundial del Celíaco, una patología que se estima afecta a casi medio millón de personas en nuestro país, aunque la mayoría de ellas no lo saben.  

Una enfermedad autoinmune.

Estrictamente hablando, la celiaquía no es ni una alergia ni una intolerancia, sino una enfermedad autoinmune. El mayor problema de esta patología reside en su infradiagnóstico porque la mayor parte de los pacientes no saben que sufren la enfermedad. Además, la sintomatología es variada y depende de la etapa de la vida de los pacientes.

Durante la infancia, los afectados pueden sufrir diarreas crónicas, pérdida de apetito, anemia, tripa abultada o pérdida de peso. En la adolescencia, pueden padecer   pérdida de apetito, fallo de crecimiento o retraso puberal.  Y, por último, en la edad adulta, los síntomas más frecuentes son anemias, diarrea crónica, colon irritable, osteoporosis o artritis reumatoide entre otros.

Una patología de causa aún desconocida.

La causa por la que aparece la celiaquía es aún desconocida, aunque recientemente un equipo de científicos ha apuntado hacia los reovirus como los posibles desencadenantes ocultos de la enfermedad. Las investigaciones sugieren también que la celiaquía es una enfermedad genética, es decir, el riesgo se incrementa si tenemos familiares afectados. Entre el 10% y el 20% de las personas con familiares cercanos celiacos tienden a desarrollar la enfermedad. La patología es más frecuente en mujeres de raza blanca y de origen europeo.

El tratamiento: una dieta sin gluten.

La única manera de conseguir una remisión de los síntomas y evitar las enfermedades asociadas es seguir una dieta sin gluten. Este tipo de nutrición sin gluten debe mantenerse además durante toda la vida ya que nos encontramos ante una enfermedad crónica. Es posible que algunos pacientes necesiten suplementos de calcio, hierro y vitaminas hidrosolublesde manera temporal.

Llevar a cabo una dieta libre de gluten es más sencillo de lo que parece a simple vista.  La industria de alimentación y bebidas ha diseñado ya alternativas de alimentos como el pan o la cerveza con cereales sin gluten. Esta pequeña guía puede resultarte además de utilidad:

  • Consume productos genéricos, aquellos libres de gluten por naturaleza.
  • Consume sin problemas alimentos procesados etiquetados “sin gluten” o que no contengan “gluten”.
  • Evita las contaminaciones cruzadas.
  • Ante la duda, cerciórate bien, revisa el etiquetado.

 

Fuente: Preguntas Frecuentes – FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España)  

 

 

COMPARTE ESTE CONTENIDO