Publicada:

¡Muévete en tu puesto de trabajo!

¡Muévete en tu puesto de trabajo!

 

Si trabajas en una oficina o tu puesto de trabajo te mantiene pegado a la silla estarás familiarizado con las malas posturas, escasa movilidad, mala calidad de la luz, etc. Las molestias y dolores son cada vez más habituales entre los trabajadores que pasan mucho tiempo sentados. Pero aquí os traemos unos sencillos ejercicios para romper esta tendencia y aliviar las tensiones del día a día:

  1. Contrae y relaja la nuca. Un ejercicio que se puede hacer sin problemas cuando estés sentado frente al ordenador. Inclina levemente la cabeza hacia atrás, sin forzarla y manteniendo recta la espalda, y luego baja la barbilla hacia el pecho.
  2. Sin tensiones en el cuello. Un clásico para liberar la musculatura de esta zona. Inclina la cabeza sucesivamente hacia la izquierda y hacia la derecha. Para hacer el movimiento un poco más intenso puedes ayudarte también alternativamente con la mano izquierda y derecha.
  3. Mueve los hombros. Con los brazos extendidos, sube y baja los hombros y, luego, dibuja con ellos círculos hacia adelante y hacia atrás.
  4. No te olvides de la cintura. Con las manos en la nuca y la espalda recta, flexiona lateralmente la cintura al mismo tiempo que dejas caer los brazos izquierdo y derecho alternativamente.
  5. Relaja la musculatura de los omoplatos. Coloca los brazos a la altura del pecho, flexiona los codos y sitúa un antebrazo por encima del otro, como si trataras de emular una danza rusa. Dirige los codos hacia atrás para liberar tensión en los omoplatos y recupera la posición inicial.

Afortunadamente poco a poco las empresas comienzan a adaptar sus instalaciones para evitar lesiones y molestias entre sus trabajadores. A los anteriores ejercicios se suman pautas como la de tener la pantalla del ordenador a la altura de los ojos, ayudando a a mantener la columna erguida,  utilizar sillas con apoyos para los brazos, controlar la posición del teclado y el ratón, y mejorar la iluminación. Este último punto puede parecer irrelevante pero una mala iluminación puede provocar destellos, cansancio visual, mareos y dolores de cabeza.

Ejercicios y pequeños cambios en el puesto de trabajo que habrá que completar con una alimentación equilibrada y variada. Una dieta con 5 paradas para comer (aunque este número dependerá de las costumbres, el estilo de vida o las condiciones de trabajo de cada persona) te ayudará a que tu cuerpo termine la jornada erguido y con ganas para enfrentarse a un nuevo día. ¡Anímate y haz de tu oficina un lugar más saludable!

COMPARTE ESTE CONTENIDO