Publicada:

Especias, el toque que distingue tus platos

Especias, el toque que distingue tus platos

El anís, el jengibre, el azafrán, el cilantro… son el secreto de muchas recetas para potenciar su aroma, su sabor y su color. Las especias son capaces de transformar la dimensión de un plato, aportando cada una de ellas unas características diferenciales que la hacen única.

Las especias comprenden una variedad de elementos naturales obtenidos principalmente de los vegetales y se utilizan en la gastronomía como condimentos o saborizantes. La gran mayoría de ellas provienen de Oriente, pero han ido incorporándose en la tradición culinaria de múltiples países y estilos de vida, incluyendo la dieta mediterránea.

Además de ser unas buenas aliadas para sazonar, preservar o dotar de un mejor sabor a los alimentos, las especias también contienen una gran variedad de propiedades beneficiosas para la salud, ayudando a mejorar la digestión o a reforzar el sistema inmunológico.

Las especias que enriquecerán tus platos de manera saludable

  • El anís, unas semillas pequeñas y de aspecto ovalado que se obtienen de los frutos de la planta Pimpinella Ansium, aporta un agradable aroma a regaliz a los alimentos. Sus propiedades carminativas ayudan a mejorar la digestión de alimentos pesados y a expulsar los gases antes de que hinchen el estómago. Se emplea fundamentalmente como condimento en panes, bollos o galletas, pero también es ideal para recetas en las que las legumbres son las protagonistas.
  • El azafrán, que se obtiene de los pistilos de la flor, tiene un aroma muy característico, de amplia persistencia y sensación cálida. Además de dar un toque de sabor y color único a los platos, ayuda a prevenir la tos en casos de gripe y resfriados. Es un imprescindible para distinguir los arroces.
  • La canela procede del canelo, un arbusto de hoja perenne del que se extrae la corteza, se enrolla y se seca, dando lugar a las ramitas de canela tradicionales. Sus propiedades digestivas ayudan a digerir mejor los alimentos. Aunque habitualmente se emplea para aromatizar postres como tartas, o chocolates, puede añadirse, como se hace tradicionalmente en Asia, a guisos de arroz o carne.
  • El clavo es el capullo de la flor sin abrir del árbol, caracterizado por un aroma profundo y un sabor astringente y dulzón. Con propiedades calmantes que ayudan a relajar los músculos, el clavo se emplea normalmente para aromatizar salsas de carne o como toque distintivo a postres.
  • El comino aporta a los alimentos un fuerte y penetrante aroma, ligeramente picante, y cuenta también con propiedades relajantes musculares. Es un ingrediente indispensable en las mezclas de especias hindúes como el curry o los masalas, y se emplea fundamentalmente en sopas y guisos.
  • El curry se obtiene de una mezcla de diferentes especias, dando como resultado un condimento aromático y picante. Cada cocinero prepara sus propias mezclas, pudiéndose variar la cantidad de especias de 5 a 10, para una menor o mayor intensidad.
  • El jengibre presenta un aroma profundo y refrescante que recuerda a los cítricos. Además de proteger el sistema inmunológico, el jengibre cuenta con propiedades digestivas. Hasta ahora, se empleaba habitualmente para aromatizar platos orientales (pescado, carne, pollo, verduras, o pasta), aunque en Europa acompaña cada vez con más frecuencia a todo tipo de platos.
  • La pimienta destaca por sus características picantes, que en función de la variedad pueden ser más o menos intensas. Es una de las especias más usadas en todo el mundo y tiene la virtud de potenciar el sabor del resto de alimentos. La pimienta blanca, por ejemplo, se emplea en salsas de leche o purés de patata por su sabor más suave. La negra, por su parte, liga mejor con la pasta, pescados o carnes.

Fuentes: natursan

 

COMPARTE ESTE CONTENIDO