Publicada:

Cocinar bien, para comer mejor

Una dieta equilibrada debe incluir todos los alimentos necesarios para conseguir un buen estado nutricional y, en consecuencia, un óptimo estado de salud. Para ello ha de ser variada, ya que no existe ningún alimento que contenga todos los nutrientes esenciales, fundamentales para proporcionar mayor inmunidad a nuestro organismo (de hecho, además de cubrir nuestras necesidades biológicas básicas, una buena alimentación puede ayudarnos también a prevenir y reducir el riesgo de padecer enfermedades a corto y largo plazo). Sin embargo, para que esto ocurra no solo hay que tener en cuenta lo que comemos, sino cómo los cocinamos.


Por eso, en el marco del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra este domingo 16 de octubre, desde Info-Alimenta os mostramos algunos consejos culinarios para poner en práctica en el momento de preparar los alimentos, con el objetivo de garantizar su consumo óptimo y poder disfrutar de platos ricos y sanos. Con estos consejos podréis conservar y aprovechar al máximo las propiedades nutritivas de cada alimento y cuidar vuestra salud.


Consejos útiles sobre técnicas culinarias saludables


Verduras y hortalizas


El calor de la cocción destruye parte de los nutrientes y el agua diluye vitaminas y minerales. Por eso es importante consumir verduras crudas al menos una vez al día, además de las que ingerimos cocidas.


Para evitar la pérdida de nutrientes es conveniente:


•    Lavarlas, cortarlas en grandes trozos y no dejarlas en remojo. Si es posible, cocinarlas con su piel.
•    Utilizar la menor cantidad de agua en las cocciones, en olla tapada y con un poco de sal, con rápidos tiempos de cocción.
•    Aprovechar el líquido de cocción, rico en sustancias solubles, para preparar otros platos como sopas y purés.


Cuando se trata de una ensalada, debemos:


•    Lavar y escurrir cuidadosamente los vegetales, si es posible con unas gotitas de lejía para desinfectar.
•    Utilizar, además del aceite, hierbas, especias, limón, etc. para conservar más tiempo las vitaminas.


Frutas


Al consumirlas crudas, aprovechamos al máximo las vitaminas y minerales de las frutas. También es preferible consumirlas con piel, lavándolas bien con abundante agua.


Legumbres


Necesitan remojarse entre seis y 12 horas y cocinarse suficientemente para alcanzar una buena textura.


Huevos


Para saber si un huevo está fresco debemos introducirlo en un vaso de agua con sal al 10%, si se hunde es un huevo fresco.


Carne


La carne cruda contiene microorganismos propios del animal que pueden producir infecciones alimentarias, por lo que cuanto mejor estén cocinadas menor será el riesgo de intoxicación; lo ideal sería alcanzar en el centro de la pieza 60 grados centígrados. Las carnes se pueden cocinar de muchas formas, pero las técnicas culinarias que requieren menos aceite son plancha, hervido, asado, horno, guiso y estofado.


Una fritura más saludable


Para obtener un fritura más saludable debemos utilizar abundante aceite de oliva e introducir el alimento cuando el aceite esté muy caliente, regulando la temperatura para evitar que se queme, y al final colocar el alimento sobre papel adsorbente.

COMPARTE ESTE CONTENIDO