Nombre y definición del alimento

La calabaza o zapallo es el fruto en baya de la calabacera, planta herbácea de la familia de las cucurbitáceas, de hojas grandes y ásperas, y flores de color amarillo intenso.

La más utilizada en la cocina es la calabaza común, Cucurbita máxima. La forma del fruto es muy variada (esférica y achatada, ovalada y alargada), al igual que el color de su corteza (anaranjada, amarilla, verde, blanca, negra e incluso morada). Su pulpa es generalmente anaranjada o amarillenta, y está repleta de semillas en su parte central.

Las principales variedades son:

  • La calabaza de verano, de piel clara y fina y semillas blandas; con un periodo de conservación corto. Dentro de esta variedad se encuentran: la calabaza bonetera (de color blanco, verde o amarillo), la calabaza espagueti (de color amarillo) y la calabaza rondín (variedad de piel naranja y carne blanquecina). 
  • La calabaza de invierno, más dulce, pero más seca que la de verano, con menor con tenido de agua y piel más gruesa. Se conserva durante más tiempo que la de verano gracias al grosor de su piel. Dentro de este grupo se encuentran: la calabaza banana, la de cidra o zapallo (de pulpa gelatinosa e intenso color amarillo) y la confitera o de cabello de ángel (de forma y color variable), a partir de la cual se obtiene el cabello de ángel, utilizado como relleno en diversos productos de pastelería.

Historia

Por citas de antiguos autores conocemos lo arraigado que estaba el cultivo de la calabaza entre los hebreos de la época de Moisés, así como en China y Egipto, antes de la era cristiana.

Por otra parte, entre los restos de tumbas incas precolombinas se han encontrado calabazas.

En Europa se empezaron a cultivar en el siglo XV.

Valoración nutricional

Tiene un bajo aporte en calorías y grasas.

Contiene una cantidad apreciable de fibra, tanto soluble como insoluble.

Entre los minerales de la calabaza, destaca su contenido en potasio y su escaso aporte de sodio, por lo que su consumo resulta beneficioso en relación a la hipertensión y otras enfermedades relacionadas.

El aporte vitamínico más significativo es el de la vitamina C y en segundo lugar, el de tiamina.

Además, cabe destacar su contenido en carotenoides, sobre todo b-carotenos. Estos, se transforman en vitamina A en nuestro organismo, y son responsables de muchos de los efectos saludables de este alimento, antioxidantes y potenciadores del sistema inmune.

 

 

 

 

COMPARTE ESTE CONTENIDO