Nombre y definición del alimento

La pera o Pyrus communis L. es el fruto del peral, árbol de la familia de las rosáceas. Su fruto es carnoso y puede tener forma oval o redondeada, su piel es delgada, su pulpa es jugosa y casi siempre blanca y en algunos casos ligeramente amarillenta.

Dependiendo de la madurez de la pera, y dado que existen múltiples variedades, su sabor y color puede variar entre unas y otras, siendo más dulce en la mayoría de los casos, o más ácida y pueden ser de colores verdes, amarillos, blancos, rojos o pardos.

Las variedades que más se consumen y son conocidas en España son las siguientes:

Blanca de Aranjuez o Blanquilla: se la conoce también con el nombre de “pera de agua”, tiene la piel lisa, fina y de color verde con una carne muy jugosa. La podemos encontrar todo el año.

Castell o Pera de San Juan: su fruto es pequeño y de forma oval, con piel de color verde-rojiza. Posee una pulpa blanquecina y crujiente. Su mejor momento de consumo son los meses de junio y julio.

Comice: es jugosa, de forma cónica y abombada en el centro, su piel es lisa y de color amarillo-verdoso. La podemos encontrar desde septiembre a abril.
Conferencia: es similar a la blanquilla y su temporada es de agosto a octubre.

Ercolina: es de tamaño mediano y forma cónica. Su piel es fina de color verde-amarillento y pulpa blanquecina, se recolecta de junio a octubre.

Limonera: su piel es más gruesa, de color amarillo y con pulpa blanquecina. La recolección es durante los meses de julio a septiembre.

De Roma: su piel es rugosa de color verde-amarillento, su pulpa blanca-amarillenta. Es muy jugosa, dulce y con sabor a moscatel. La podemos encontrar en octubre.

Historia

Se han encontrado vestigios de su árbol que datan de 3.000 años a.C en excavaciones arqueológicas. No hay datos que prueben su consumo entre egipcios, griegos y semitas, sin embargo, en estado silvestre, se hallaba distribuida por las zonas templadas de Europa y Asia Central. Los romanos la difundieron y mejoraron su cultivo, y con técnicas de injerto desarrollaron nuevas variedades de hecho, Plinio dejó testimonio escrito de su importancia en la antigua Roma describiendo hasta 38 variedades de pera.

Valoración nutricional

Tiene un valor energético de 49 Kcal y un contenido en agua de 86,8 g en 100 g de alimento. También es rica en fibra (2,3 g en 100 g), sobre todo en fibra insoluble (lignina), por lo que mejora el tránsito intestinal.

La pera es muy valorada por poseer una clase de fitoestrógenos denominados lignanos, los cuales podrían desempeñar un papel beneficioso en algunas enfermedades vasculares degenerativas. También contiene compuestos flavonoides, antioxidantes. En menor medida contiene quercetina, kaempferol, catequinas y ácido orgánicos como hidroxiácidos no fenólicos (ácidos málico y cítrico que son los más abundantes) y ácidos fenólicos hidroxicinámicos (ácido cafeico).

Vitaminas: entre sus vitaminas destaca la vitamina C, importante para el correcto desarrollo y crecimiento del organismo.

Minerales: como en la mayor parte de las frutas tiene un contenido apreciable de potasio. En menor medida contiene magnesio, que interviene en múltiples reacciones bioquímicas en el organismo, interviniendo en la transmisión del impulso nervioso, y la contracción muscular y cardiaca, entre otras

COMPARTE ESTE CONTENIDO