Nombre y definición del alimento

Cereales de desayuno son los cereales en copos o expandidos elaborados a base de granos de cereales sanos, limpios y de buena calidad. En su elaboración se pueden incluir los cereales enteros o sus partes, y en algunos casos productos de molienda, siempre que hayan sido preparados mediante alguna técnica descrita en la reglamentación sanitaria que regula la elaboración y comercialización de cereales de desayuno.

Historia

La industria del cereal de desayuno se comenzó a desarrollar en el siglo XIX en los Estados Unidos por motivos principalmente nutricionales. A mediados de siglo, se inició una corriente defensora de la dieta vegetariana y las costumbres saludables. Uno de sus miembros fue el artífice del establecimiento de la popularidad del vegetarianismo a finales del siglo XIX y principios del XX: John Harvey Kellogg

En 1898 se abre la primera fábrica de copos de trigo y en 1906, William K., Kellogg funda “The Battle Creek Toasted Cornflakes Company”, que fue conocida más adelante como “Kellogg Company”. Los cereales de desayuno se hicieron pronto muy populares y desplazaron a otros productos con alto contenido graso que se consumían en la época. Apenas diez años después de su aparición, ya existían más de 40 compañías que elaboraban productos similares.
En España la producción de cereales de desayuno comenzó en el año 1978 con la llegada de la compañía Kellogg´s, y a día de hoy ya forman parte de la dieta de los españoles.

Valoración nutricional

Los cereales de desayuno ayudan a que la dieta sea más equilibrada, ya que su consumo proporciona una parte importante de las CDR de vitaminas y minerales, además de por su importante aporte en fibra e hidratos de carbono. Entre las características nutricionales que hacen a los cereales de desayuno una opción idónea como parte importante de la dieta destacan:

  • Bajos en grasa.

  • Facilitan un mayor consumo de calcio.

  • Constituyen una de las principales fuentes de vitaminas y minerales de la dieta.

  • Contribuyen a la ingesta de fibra.

La composición química y riqueza nutricional de los cereales es, en general, bastante homogénea. El componente más abundante es el almidón, lo que hace que sean una de las fuentes principales de este polisacárido, aunque su contenido difiere de unos cereales a otros. Según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el aporte energético de una alimentación equilibrada debe provenir como mínimo en un 55% de los hidratos de carbono, nutriente principal de los cereales.

Los nutrientes que aportan los cereales de desayuno son: hidratos de carbono, proteínas, lípidos, vitaminas y minerales ( los más importantes calcio, hierro y zinc).
Además, los cereales de desayuno se caracterizan por su contenido en fibra alimentaria, que contribuye a su efecto beneficioso sobre el control del peso y la absorción del colesterol

Cómo llega a nuestra mesa

El proceso de elaboración de cereales de desayuno ha mejorado a lo largo de la historia, se han incorporado procesos tecnológicos que han permitido aumentar la producción según la demanda y necesidades de la población, pero siempre respetando las características naturales y nutricionales de las materias primas empleadas y conservando los ideales de su fundador: promover los principios de una buena salud y proporcionar alimentos nutritivos.

Además, el consumo de cereales de desayuno resulta cómodo, rápido y fácil. Sólo se tarda un minuto en verter un poco de leche en un bol con cereales para disfrutar de un desayuno sano y rico.

Por otro lado, los cereales de desayuno son un ingrediente cada vez más utilizad para elaborar originales recetas con nuevas texturas y sabores.

COMPARTE ESTE CONTENIDO