Nombre y definición del alimento

Producto de pastelería y repostería de masa de hojaldre fermentada. Estas masas son  trabajadas con aceites o grasas, con las que se producen hojas delgadas superpuestas. Croissant es un bollo dulce con forma de media luna, elaborado con masa de pan o pasta de hojaldre.

Historia

Su origen se remonta al siglo XVII, la época en la que los turcos sitiaron Viena. En realidad los croissants tienen su origen en esta ciudad y su antecedente directo era el "Hérnchen" o "pequeño cuerno" que allí se elaboraba en referencia a la media luna de la bandera turca. El paso del tiempo diferenció los croissants vieneses de los franceses, quienes son los responsables directos de la popularidad mundial de estos bollos. En un comienzo estaban hechos de masa de pan mejorada, aunque hoy se realizan con pasta de hojaldre. Son protagonistas en los desayunos, y pueden servirse como entremeses calientes rellenos de jamón, queso o multitud de productos.

Valoración nutricional

Los ingredientes básicos (harina, margarina u otra grasa vegetal o animal, azúcar y levadura ) son los que determinan su valor energético y nutricional. Son alimentos que aportan hidratos de carbono complejos, fibra, vitaminas y minerales y otros nutrientes de gran valor nutricional, además de ser una buena fuente de energía. Otro ingrediente del croissant es la sal, por lo que es una fuente de sodio.

Cómo llega a nuestra mesa

En un primer paso se mezclan el azúcar, harina, aditivo y sal. Una vez mezclado en la fase de pesaje y dosificación se añade el agua y la levadura.
La siguiente fase es la de laminado de los ingredientes donde se va añadiendo en cada capa la margarina. Tras esto se pasa a la fase de troquelado y formación para después congelar.

Luego se envasa el producto y se traslada a las cámaras de producto finalizado y de ahí se distribuyen a los puntos de venta donde una vez descongelado se pasara a hornear para finalizar el proceso.

Fuente: ASEMAC

COMPARTE ESTE CONTENIDO