Chocolates y Derivados del Cacao

Chocolates y Derivados del Cacao

Nombre y definición del alimento

El chocolate es el producto obtenido a partir de cacao y azúcares o edulcorantes. Existen distintos tipos de chocolate: chocolate con leche, chocolate blanco, cobertura de chocolate, chocolate con avellanas gianduja, que tienen como nexo común el contener cantidades concretas de pasta de cacao y/o manteca de cacao, además de otros ingredientes tradicionales. Existe una normativa específica que los fabricantes deben cumplir para poder utilizar la denominación chocolate o cualquiera de sus variantes.

Asimismo, existen una amplia variedad de productos a base de cacao (solubles de cacao, cremas untables a base de cacao, etc) que tienen como común denominador la presencia de cacao en su formulación, además de contener otros ingredientes como pueden ser los azúcares, la leche, frutos secos, etc.

Fuente: Produlce

Historia

Los mayas empezaron a cultivar el árbol del cacao hace más de 2000 años. En la cultura maya se le daba un gran valor a sus semillas, que se utilizaban como moneda y, gracias a sus cualidades nutritivas, como alimento. Cristóbal Colón fue el primero en recibir unas habas de cacao como obsequio, pero fue Hernán Cortés quien favoreció el cultivo del cacao en varios países y quien envió el primer cargamento de cacao a España en 1524. En nuestro país el chocolate alcanzó una gran popularidad gracias a que la iglesia consideró que su consumo no rompía el ayuno y a que se constituyó como bebida oficial de los reyes y de la corte española. Es solamente a principios del siglo XIX cuando se inicia la fabricación del chocolate en forma de tabletas, tal y como lo conocemos hoy en día, y ya en el siglo XX se comercializa el soluble de cacao, las cremas al cacao y otros formatos como las chocolatinas, grageas, etc. 

Valoración nutricional

Se calcula que en España, el consumo per cápita de chocolate y derivados del cacao es de 6,74 kg por persona/año(2) . Este consumo equivale a unos 18,4 g por persona y día. 

Además, el chocolate y otros derivados del cacao tienen otros nutrientes (1), entre las que destacamos:

  1. Grasas: los productos de chocolate contienen entre el 3 y el 35% de grasas provenientes básicamente de la manteca de cacao. 

  2. Fibra: El cacao contiene cantidades destacables de fibra dietética, por ejemplo, 45 g de chocolate negro, aportarían un 15% de la ingesta de referencia diaria de fibra.

  3. Minerales: En cuanto a los minerales, tanto el chocolate, como el chocolate con leche como los solubles de cacao son fuente de hierro y magnesio, mientras que el chocolate con leche y el chocolate blanco son fuente de calcio. Además, el chocolate aporta cantidades significativas de fósforo y de potasio.

  4. Antioxidantes: En lo que se refiere a los antioxidantes, los productos derivados del cacao son fuente de polifenoles.

De forma indirecta, además, el cacao en forma de soluble representa una alternativa para complementar y potenciar el consumo de leche, un alimento que resulta clave a lo largo de las diferentes etapas de la vida.  

(1)   Datos nutricionales obtenidos del “Estudio nutricional del cacao y productos derivados” elaborado en el año 2000 por la Dra. Magda Rafecas y el Dr. Rafael Codony de la Universidad de Barcelona.

(2)Datos obtenidos del Informe Produlce, datos relativos al año 2012.

COMPARTE ESTE CONTENIDO