Nombre y definición del alimento

 

Aguas Minerales Naturales

Las aguas minerales naturales son aguas de origen subterráneo, lo que hace que se encuentren protegidas de toda contaminación, bacteriológicamente sanas y con una composición constante en minerales que puede aportar efectos beneficiosos para la salud. Al ser puras desde su origen, las aguas minerales naturales no necesitan ni reciben ningún tratamiento químico de desinfección ni filtrado doméstico para su consumo. De hecho, la legislación lo prohíbe, y se envasan con todas sus propiedades intactas para llegar al consumidor tal cual están en la naturaleza.

Aguas de Manantial

Son aguas de origen subterráneo que emergen espontáneamente en la superficie o se captan mediante labores practicadas al efecto, con las características de pureza y aplicación de mínimos tratamientos físicos requeridos para la separación de elementos materiales inestables. En ocasiones, pueden no tener una composición constante.

Aguas Preparadas

Son aguas sometidas a los tratamientos fisicoquímicos necesarios para que cumplan los requisitos mínimos sanitarios para su consumo. Se dividen en dos tipos: Potables preparadas (aquéllas que procedan de un manantial y que hayan sido sometidas a tratamiento para que sean potables) o De abastecimiento público preparadas (en el supuesto de tener dicha procedencia).

Historia

 

Agua mineral y su origen balneario

El deseo de los visitantes de los balnearios y centros termales de seguir beneficiándose de este tipo de agua en sus casas, hace que el agua mineral comience a envasarse y a comercializarse bajo la denominación de “mineromedicinal”, haciendo más fácil el acceso al disfrute y propiedades beneficiosas de esta bebida.

Las aguas mineromedicinales comienzan a comercializarse en  las farmacias pero, debido a la gran demanda de los consumidores, en los años 50 empiezan a venderse en centros de alimentación y así su consumo se ha extendido hasta nuestros días.

Hoy, la importancia que otorga el consumidor al gusto por lo natural y por la correcta alimentación, ha conferido al agua mineral una gran relevancia, aumentando su interés por este alimento en su afán por recuperar unos hábitos de vida cada vez más  saludables.

Valoración nutricional

 

Las aguas minerales son un producto alimentario natural, con efectos saludables reconocidos por la comunidad científica según su composición y que aportan minerales esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Es además una bebida esencial de la dieta. No aporta ninguna caloría y su contribución en minerales beneficiosos para la salud como el calcio, el magnesio o el flúor, entre otros, es muy interesante para el funcionamiento de nuestro organismo.

Cómo llega a nuestra mesa

 

El agua mineral natural es un agua sana desde su origen, un producto natural que se envasa a pie de manantial. Por ello, y gracias a la calidad de sus envases, que podemos encontrar en diferentes tamaños y formatos, y a la labor del sector de las aguas envasadas, llega al consumidor intacta, sin haber sido sometida a ningún tratamiento químico de desinfección para su consumo. Esto garantiza que podamos consumirla en cualquier momento y lugar con las mismas propiedades que tiene en la Naturaleza.

COMPARTE ESTE CONTENIDO