La edad escolar es una etapa de la vida caracterizada por un crecimiento continuo (de 5 a 6 cm por año) y donde hay un aumento de peso aproximado de 2 kg anual durante los primeros años, y de 4 a 4,5 kg cerca de la pubertad. Al mismo tiempo, se produce un aumento progresivo de la actividad intelectual y un mayor gasto calórico por la práctica deportiva y de sus juegos preferidos, por lo que las raciones pueden aumentar.
Comer en familia es la mejor forma de educar para adquirir hábitos saludables que repercuten en el comportamiento nutricional y la salud a corto, medio y largo plazo.

¿QUÉ TENEMOS QUE SABER?

NECESIDADES ENERGÉTICAS

Las necesidades energéticas para niños con edades comprendidas entre los 4 y 8 años son de 1200 kcal para niñas y 1400 para niños.
Entre los 9 y 12 años deben consumir 1600kcal/día las niñas y 1800kacl/día los niños. Estas cantidades han de incrementarse aproximadamente unas 200 kcal dependiendo de la actividad física que realicen si es moderada o intensa.

MACRONUTRIENTES

Proteínas: 19 g/día aproximadamente, 15-20% de la energía total diaria.
Hidratos de carbono: 130g/día aproximadamente, 50-55% de la energía total diaria.
Lípidos: entre el 25 y el 35% de la energía total diaria.

Importancia del desayuno

Es la primera comida y la más importante, y puede incluir multitud de alimentos como lácteos, frutas, cereales de desayuno, pan, zumos….
El desayuno es una de las comidas principales porque es la primera y rompe con el ayuno de 10-12 horas, debe aportar entre un 20-25% de la energía necesaria para todo el día, por lo que si no se realiza difícilmente se cubrirán los aportes de nutrientes necesarios.
Los niños y jóvenes que desayunen bien tienen una alimentación menos grasa, y más rica en fibra, vitaminas y minerales.

• Se pueden incluir otros grupos de alimentos: proteicos (atún, jamón cocido, etc) y grasos, preferentemente en forma de aceite de oliva.

• Aprovecha la media mañana para incluir alimentos que no hayas tomado en el desayuno, evita largos periodos de tiempo sin ingerir nada y evita la saturación de comidas posteriores. 

• Dedica al desayuno entre 10-15 minutos, sentados en la mesa, y en un ambiente relajado.

¿Qué hacemos si no come?

• Conviene no forzar a los niños a comer, ya sea bajo amenazas o castigos, o mediante premios.
• Procurar no alargar el tiempo de las comidas.
• Déjales manipular los alimentos.
• Invítales a participar en la compra y en la preparación de la comida. Empieza primero con recetas sencillas.
• Es importante la presentación: juega con las formas y colores de la fruta y verdura.

Consejos:

• Incorporar hábitos adecuados en las comidas: el uso de cubiertos, mantenerse sentado durante toda la comida, no ver la TV mientras se come…
• Enséñales a pedir platos saludables y raciones adecuadas.
• Prioriza el agua como bebida básica.
• Propicia el mayor número de comidas en casa y en familia.

Fuente: EUFIC, Manual práctico de nutrición y salud de Kellogg's, Programa PIPO Proyecto subvencionado por la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud.

 

¡NO OLVIDES QUE NO HAY ALIMENTOS BUENOS O MALOS!

ECHA UN VISTAZO A LA PIRÁMIDE ALIMENTARIA...

 

Fuente: Pirámide NAOS.

!Echa un vistazo a nuestra infografía!